CONTACTO
915 913 654
689 026 820
C/ Manuel Silvela,14
28010 Madrid (España)

 


MISIÓN EN ALUCHE

(Madrid)

Parroquias de San Alfonso Mª de Ligorio, San Gerardo Mª Mayela y San Leandro

(Arciprestazgo de Ntra. Sra. del Pilar de Campamento)
____________________________
(14 de Febrero al 3 de Marzo de 2013)

Los misioneros decimos que la misión es un regalo que se hace a la parroquia y a cada corazón. A todos nos gustan los regalos. Y el mejor es aquel que se desea y se espera con mucha ilusión aunque no sepamos muy bien en qué consistirá, qué supondrá y hasta donde nos llevará. Y ahí está su secreto, en la sorpresa. La sorpresa del regalo tiene la capacidad de ponernos en alerta, de hacernos soñar… en definitiva, de mover y conmover nuestro corazón. Estas tres parroquias han sido valientes asumiendo el reto misionero y se han atrevido a soñar.

Con estos sentimientos iniciales se desarrolló la misión en el barrio madrileño de Aluche entre los días 14 de febrero y 3 de marzo. Concretamente en tres parroquias del arciprestazgo de Ntra. Sra. del Pilar de Campamento. La parroquia de San Alfonso Mª de Ligorio acompañada por su párroco, y arcipreste, D. José Cobo; la parroquia de San Leandro, acompañada por los misioneros Oblatos de María Inmaculada y la parroquia de San Gerardo Mª Mayela, acompañada por los Misioneros Redentoristas.

Junto al Cesplam han participado de un modo extraordinario otros misioneros como el P. Damián Cubillo y los misioneros laicos Antonio Fuertes e Inma Huerta.

Muchísimas personas, situaciones, experiencias y momentos habría que destacar en la preparación y desarrollo de esta misión. Subrayo algunas:

  • En primer lugar el excelente trabajo común llevado a cabo por las tres parroquias. Muestra de su perfecto entendimiento en la pastoral ordinaria. Sin duda un ejemplo a seguir en vistas a una verdadera pastoral de conjunto.
  • El trabajo de premisión (coordinación, publicidad, visitas a los hogares, oración…) ha sido difícil dada la sociología del barrio y la implicación de los agentes misioneros. Se presentó como un gran reto, pero asumido, que ha servido para abrir puertas y hacer un anuncio explícito del Evangelio, y también para conocer mejor la realidad de la parroquia.
  • Las Asambleas Familiares Cristianas en los hogares fueron, después de unos inicios dubitativos, verdaderos oasis de encuentro vecinal y familiar, de compartir la vida y la fe, de alegría y celebración…
  • La Mesa de Jóvenes del arciprestazgo también ha trabajado aportando iniciativas originales para la Misión Juvenil. Se presentó la exposición “Una tierra para el hombre”; también se organizó en un local público una noche de “Con-cierto humor” (música, magia, etc.) para jóvenes; y un encuentro de oración de jóvenes en la parroquia de San Alfonso.
  • La misión se hizo presente, por medio de los misioneros, en los centros educativos pertenecientes a la jurisdicción parroquial: Colegio Santa Gema y Gamo Diana.
  • Los niños tuvieron distintos encuentros con los misioneros.
  • Los mayores, enfermos e impedidos han recibido la visita del misionero.
  • Especialmente emotiva fue la celebración mariana interparroquial en la parroquia de San Gerardo.

La eucaristía final de misión conjunta tuvo lugar en el centro deportivo SAGE en la que se concentraron alrededor de 2000 personas. La celebración estuvo presidida por el Sr. Vicario D. Julio Lozano y concelebrada por los misioneros y sacerdotes de las tres parroquias.

Destaco, finalmente, la gran implicación en la misión de los fieles y los respectivos párrocos. Han dado muestra sobrada de su inquietud pastoral misionera en beneficio de sus fieles, de la Iglesia, en definitiva.

Los misioneros estamos agradecidos al Señor y a los sacerdotes y equipos parroquiales de misión por la confianza depositada en nosotros.

No hace mucho tiempo, cerca de nuestras parroquias, el Papa Benedicto XVI nos decía:
“Seguir a Jesús en la fe es caminar con Él en la comunión de la Iglesia. No se puede seguir a Jesús en solitario. Quien cede a la tentación de “ir por su cuenta” o de vivir la fe según la mentalidad individualista que predomina en la sociedad, corre el riesgo de no encontrar nunca a Jesucristo o acabar siguiendo una imagen falsa de Él” (Benedicto XVI, JMJ, Madrid 2011)

Esta cita me parece buen resumen de lo que debe significar ser creyente hoy y lo que ha pretendido la misión en nuestras parroquias. La misión continúa; el reto misionero se mantiene.

Pongo en manos de Dios este sueño misionero que sin duda dará frutos abundantes, ya los está dando.

P. Manuel Cabello. CSsR



MÁS FOTOS