CONTACTO
915 913 654
689 026 820
C/ Manuel Silvela,14
28010 Madrid (España)

 

MISIÓN EN CARTELLE (Ourense)
Parroquia de Santa María de Cartelle

(23 al 31 de octubre de 2014)
_______________________________________________

El 23 de octubre se iniciaba la misión parroquial en la población orensana de Santa María de Cartelle. Desde la última misión dada en la parroquia por los dominicos en 1963, había llovido mucho y especialmente en Galicia. Los más mayores recordaban aquella misión y esperaban expectantes la que se presentaba. Por eso, fue nuestro asombro el ver abarrotado el templo el día de la inauguración de la misión. La gente tenía hambre de misión e incluso venían de parroquias limítrofes para participar del acontecimiento de la misión.

No fue necesario motivar a la gente para acudir a los actos que se tuvieron en el templo, pero otro “cantar” fue el animar a asistir a las asambleas familiares cristianas. Supuso un importante reto para los misioneros el animar a ir a las casas para dialogar y compartir la fe; pues muchos creían que la misión se reducía –como antes- a acudir al templo a escuchar los sermones que se predicaban y después confesarse… que por cierto, asistieron masivamente a celebrar el sacramento de la reconciliación.

Además de la atención de la sede principal de la parroquia, Cartelle, donde se iniciaron tres asambleas, los misioneros nos desplazamos a las diez aldeas que pertenecían a la parroquia, donde teníamos la eucaristía y reuniones. También se visitaron los enfermos de las aldeas.

Los nombres de estas aldeas son: Calvelos (13 habitantes), Teixugueira (8 h), Pereda (28 h), San Pedro (36 h), Armada (33 h), Pereiros (17 h), Raigoso (11 h), Baldoriz (17 h), San Martiño (16 h) y Madornás (13 h).

Se hizo un esfuerzo por llegar a todos y el resultado de participación fue muy positivo. Pues acudieron casi todos los habitantes de estas aldeas, e incluso en Calvelos que tiene trece habitantes, asistieron a la llamada de la misión diecisiete, un 120% de la población.

Las eucaristías se tuvieron todos los días por las mañanas en la parroquia, donde se subrayaban los aspectos fundamentales de nuestra fe con símbolos, explicaciones y cantos. Acudió un grupo nutrido de personas.

Las celebraciones misioneras se tuvieron por la tarde también en la parroquia, celebraciones que veíamos que iban en aumento en personas. Durante todos esos días, sentíamos cómo vivían la misión con gozo y pasión, pues las celebraciones eran participativas y sentidas. En esos días no se hablaba de otra cosa en la localidad de la misión y de los símbolos que constantemente pedían los misioneros.

Fueron días muy felices para la gente y también para los misioneros, donde pudimos experimentar la fe sencilla pero profunda de aquella parroquia gallega. Deseamos que no tenga que llover tanto, aunque sea en Galicia, para celebrar otra misión allí, aunque pedimos a Dios que siga bendiciendo a la parroquia de Cartelle con la lluvia de la gracia, de la alegría de ser creyentes y del amor, que nunca defrauda. Mil gracias.

P. Juan José Ferrero de Paz. CSsR