MISIÓN COFRADE
Cofradía del Stmo. Cristo de los Favores y María Stma. de la Misericordia.
- Granada -

La histórica ciudad de Granada tiene barrios de ensueño. Uno de ellos, El Realejo, situado en la margen izquierda del río Darro, fue un arrabal judío de la ciudad musulmana, llamado Garnata al-Yahud, ‘Granada de los judíos’. Después de la toma de Granada recibe el nombre de El Realejo. Uno de los puntos neurálgicos del Realejo es el Campo del Príncipe. En 1.497 el ayuntamiento allana la zona para celebrar en él las bodas del príncipe Juan, hijo de los Reyes Católicos.

En 1.640 la asociación de vecinos Cristo de los Favores levanta un monumento a esta advocación en la Plaza del Realejo y en 1.682 la trasladan al Campo del Príncipe. El día de La Santa Cruz hacen una procesión desde la Parroquia de San Cecilio hasta el monumento para celebrar un acto piadoso. En la actualidad, cada Viernes Santo, a las tres de la tarde, miles de granadinos se reúnen en torno al Cristo de los Favores para pedir tres gracias en medio de un silencio impactante, siguiendo una tradición que se remonta al siglo XVIII.

En la cuesta que sube desde el Campo del Príncipe está el templo del patrón de Granada, San Cecilio, donde se veneran los titulares de la Venerable, muy antigua e Ilustre Hermandad Sacramental de Nuestra Señora de la Paz y Cofradía de Penitencia del Santísimo Cristo de los Favores y María Santísima de la Misericordia.

La Cofradía del Cristo de los Favores se funda en 1.928. Al principio sacan en procesión una reproducción del monumento del Campo del Príncipe. En 1.944 incorporan a la Virgen de la Misericordia, “La Greñúa”, llamada así por los vecinos por asimilación al apelativo popular con el que son conocidos los realejeños.

El año 2005 la Cofradía se plantea la posibilidad de coronar canónicamente la imagen de la Virgen. Así se lo proponen y piden al Sr. Arzobispo de Granada D. Francisco Javier Martínez Fernández quien les sugiere tener una Misión para toda la Cofradía “como la mejor forma de preparar la Coronación de la Virgen de la Misericordia”.

Una representación de la Junta de Gobierno de la Cofradía acude a nuestra casa de Granada para pedir la Misión. Después de meses de preparación, los misioneros redentoristas, al servicio de la pastoral ordinaria, y como en otras ocasiones de la diócesis de Granada, inauguramos la “Misión Cofrade Misericordia 2006” el día 19 de marzo en la parroquia de San Cecilio.
Del 22 al 24 los hermanos cofrades se reunían en once domicilios, en Tertulias Cofrades. Estas reuniones pretenden el encuentro, la reflexión y el diálogo entre los cofrades. Cuatro temas de profundización y formación: el ser mismo de una Cofradía como asociación pública de fieles, dentro de la Iglesia católica; valor cristiano de las manifestaciones de religiosidad popular; la resurrección de Cristo, centro de nuestra fe; y misión de la Virgen María dentro de la Iglesia, sentido de su devoción y culto. En alguna Tertulia había hermanos de otras Cofradías. Estos encuentros terminaron el viernes con una pequeña fiesta en cada hogar a la que se incorporaron los niños y adolescentes. La alegría y satisfacción era contagiosa. Las Tertulias las visitamos cada noche los misioneros y la Comunidad redentorista de Granada apoyados por los cofrades.


Mons. Javier Martínez

El sábado, en la Parroquia de San Cecilio, nos reunimos todas las Tertulias para celebrar la eucaristía. Cada Tertulia presentó un símbolo como expresión de lo vivido durante estos días y pidió por una intención particular.

Los jóvenes cofrades también tuvieron sus encuentros así como los niños y adolescentes.

Del 28 de marzo al uno de abril celebración del Solemne Quinario en honor al Santísimo Cristo de los Favores. Las celebraciones, con símbolos, ayudaron a hacer más comprensible el mensaje de la Palabra de Dios.

El último día del Quinario presidió la Eucaristía y dirigió la palabra el arzobispo de la diócesis Don Francisco Javier Martínez Fernández que hizo un canto de alabanza a la que es Madre de la Iglesia, la Virgen, con la advocación de María Santísima de la Misericordia.

El domingo 2 de abril, celebración de la Función Principal de Instituto, con un mensaje final de los misioneros para la Cofradía: la siembra de trigo. “Si el grano de trigo no muere, no da fruto”, nos recordaba el evangelio del 5º domingo de cuaresma. La siembra y riego del trigo la realizaron los Animadores de las Tertulias, el Hermano Mayor D. Jaime, D. Alejandro, párroco de San Cecilio y uno de los misioneros. Todos tenemos que cuidar esta siembra y hacer que produzca mucho fruto en nuestra vida, para que, a ejemplo del apóstol Felipe, ayudemos a otros a “ver” a Jesucristo.

 

D. Jaime M. Jiménez Villena, Hermano Mayor de la Cofradía, no cabía en sí de alegría, como todos los hermanos cofrades que asistieron a la Misión. Lo que parecía muy difícil, tanto por el desarrollo como por la asistencia y respuesta de los hermanos cofrades, es ya una gozosa realidad.

Se ha decidido continuar con estas reuniones una vez al mes y el Cesplam, como siempre, ha ofrecido el material y el apoyo que necesiten.

Así mismo, para el Cesplam se abre un camino de trabajo para la evangelización de la religiosidad popular, que reclama la atención de la Iglesia y de cuantos apoyamos la evangelización ordinaria. Para todos, un reto histórico muy importante.

Que el Santísimo Cristo de los Favores y María Santísima de la Misericordia hagan fecunda esta siembra en el corazón de todos los Cofrades.

Juan Antonio González Terrón
CSsR

Carta de agradecimiento de la Hermandad a los Misioneros Redentoristas

Para más información sobre la Hermandad de los Favores: www.hermandaddelosfavores.org