CONTACTO
915 913 654
689 026 820
C/ Manuel Silvela,14
28010 Madrid (España)

 

MISIÓN COFRADE
Bolaños de Calatrava (Ciudad Real)


(del 24 de noviembre al 1 de diciembre de 2012)

_______________________________________________

Misión cofrade en Bolaños de Calatrava. Así se llama el pueblo, situado en el corazón del campo de  Calatrava, con doce mil habitantes, su castillo feudal y su “Ruta del Quijote”. Es tierra de queso, vino y “revientalobos”, una salsa explosiva que se toma mojando el pan.  Dicen, que por aquí pasó el Caballero de la Triste Figura, camino de Sierra Morena. Y me dicen que Sancho Panza, mientras nuestro caballero soñaba con su Dulcinea, daba buena cuenta de estos productos del lugar; por eso lo “panza”. Es éste, un pueblo trabajador y emprendedor. Aquí no hubo emigración. Además del trabajo del campo, muchos se dedicaron a vender pollos por toda  España. Me cuentan entre risas: “Eran muy vivos los tíos. Cortaron la cresta a los pollitos y se los vendieron a las unas monjas por gallinas ponedoras…” La picaresca y la “falta de ignorancia”, que dan chispa a la vida.

Y ahora hablemos de lo que se refiere a la Misión Cofrade, que es una de las propuestas que ofrece el Cesplam a las parroquias. Don Benito Huertas, cura párroco del lugar que nos ocupa, ya conoce nuestra misión, pero  lo de hacer una misión con las cofradías y hermandades del pueblo, le producía escalofríos. No obstante,  fiándose del Señor y de nosotros, se embarcó en esta aventura,  con las 20 cofradías, hermandades y grupos patronales del pueblo. El miedo  inicial duró lo que dura una reunión de dos horas solamente. Después todos los grupos siguieron el plan proyectado y no hubo tiempo para miedos ni recelos. Nueve días ha durado la Misión Cofrade: cuatro de tertulias cofrades o asambleas y tres de celebraciones. Además hemos tenidos las correspondientes reuniones con niños, jóvenes y matrimonios.

Pocas veces podemos alardear de números, pero ahí van los datos que hemos puesto en el informe de misión: Misa de la mañana: entre ciento cincuenta y doscientas personas; celebraciones de la noches: entre 250 y 300 personas cada noche; tertulias cofrades: 25 grupos, tal vez de más hombres que mujeres; encuentro son niños: unos 300; encuentro con jóvenes: unos 50; enfermos visitados: 32, de todas las cofradías; acompañamiento de los sacerdotes: inmejorable; propuestas de futuro: todos los grupos siguen adelante; estado de los misioneros: muertos de cansancio y hartos de café.

Y dejando los números, creemos los misioneros, PP. Antonio Quesada y Arsenio, que las Misión Cofrade ha sido en conjunto, excelente, en calidad y en cantidad. Y todo gracias al trabajo realizado, tanto en la Premisión como en estos 9 días de Misión. Los sacerdotes del lugar valoran mucho el hecho que las distintas cofradías se hayan sentado para celebrar conjuntamente la fe y para dialogar temas comunes. Por eso, del miedo inicial, pasando por el trabajo de cada día, se ha desembocado en la alegría y el entusiasmo final. También en las lágrimas de muchos; pero es que aquí son de “lágrima fácil”

Don Francisco, que es el cura más joven de la parroquia, lleva aquí un par de meses y acaba de decirme: “Me he sentido muy bien trabajando a vuestro lado. No sólo no ha habido distancia entre nosotros, sino cercanía y hermandad. Gracias por todo lo que me habéis enseñado” Y como es de “lágrima fácil”…

Y Paco, hermano mayor de Nuestro Padre Jesús Nazareno, escribe: “Yo tenía un miedo que me moría. Soy el hermano mayor y la responsabilidad y el miedo al fracaso no me dejaban dormir, pero con vuestra llegada y vuestra seguridad, desaparecieron las dudas y el miedo. Ha sido una experiencia gozosa y gratificante. Se han roto entre las cofradías, las barreras de la lejanía. Hemos dialogado sobre los temas de la fe, cosa que no habíamos hecho nunca. Nos hemos conocido más. Ha participado mucha gente joven. Ha sido una bendición de Dios…”

Conviene decir una palabra sobre esto de la Misión Cofrade, porque  muchos hermanos redentoristas no sabrán de qué va el tema. La Misión Cofrade es una Misión que dura nueve días. Tiene su largo tiempo de preparación en el que el hermano mayor y los responsables de cada cofradía visitan todos los hogares de los hermanos cofrades presentando la misión y motivando a la participación. Los cuatro días de las tertulias, tienen lugar en los hogares o lugares propios de cada hermandad con temas apropiados al ser de las cofradías: sentido de las cofradías; vivencia y expresión del culto; compromiso cristiano y de caridad… Y las celebraciones en el templo sobre Jesucristo, la Virgen y la Iglesia.

Una de las finalidades es el encuentro y diálogo sobre temas comunes que ayuden a limar asperezas entre las cofradías. Otro objetivo es reforzar y recuperar la parroquia como casa de todos y por fin iniciar un proceso de formación  y catequesis para todas las cofradías y hermandades. Creemos que todos estos objetivos se han logrado en esta Misión Cofrade en Bolaños de Calatrava, en donde quieren y veneran a nuestra virgen del Perpetuo Socorro.

Y nada más por ahora. Aprovecho para felicitar las Navidad a todos los hermanos. Un abrazo en Cristo Redentor.

P. Arsenio Díez. CSsR


Benito, Francisco, Antonio y Arsenio