CONTACTO
915 913 654
689 026 820
C/ Manuel Silvela,14
28010 Madrid (España)

 

MISIÓN PARROQUIAL EN FELANITX (Mallorca)

10 - 26 de marzo de 2011
_______________________________________________

Entre los días 10 al 26 de marzo se celebró la Misión Parroquial en la Parroquia de San Miguel de Felanitx, en Mallorca. Han participado los misioneros Juan Antonio González, Javier Recio, Félix Martínez, Marisa Pascual y Manuel Cabello. Ha sido una experiencia sumamente gratificante en el compartir diario de la vida y la misión, junto con su párroco D. Bartolomeu Fons y la feligresía.

Entre el campo y la playa
Felanitx tiene una pobración aproximada de 9.000 habitantes (el municipio cuenta con algo más de 15.000 habitantes). Es una de las pobraciones más pobladas de Mallorca. Se localiza al sur de la isal a 12 kms. de Manacor y a otros 12 de la costa. Cuenta con un gran número de población inmigrante; la más lejana procedente de la penísula y la más reciente de origen magrebí.
Tradicionalmente Felanitx ha crecido y vivido del campo. Actualmente su economía de servicios depende del turismo extranjero que se localiza a lo largo de la costa.

Cuna de espiritualidad
A nivel religioso Felanitx es una gran fuente mallorquina de vida espiritual desde hace muchos años, incluso siglos. Permanecen en la parroquia cuatro congregaciones religiosas (GERMANES DE LA CARITAT,  TEATINES filles de la Providència, TEATINS (Orde de Clergues Regulars) y TRINITÀRIES (Religioses Terciàries) de las seis con las que llegó a contar. Es de destacar que tres de ellas han sido fundadas en Felanitx. Sin duda un pozo profundo de fe en el que han bebido varias generaciones.
Una población, pues, de larga tradición religiosa muy centrada también en la altura del Santuario de la Virgen de San Salvador.

Raíces del proyecto misionero
Hace más de cinco años que el equipo misionero Cesplam comenzó su actividad misionera en la isla. El pirmer lugar fue Llucmajor. La experiencia fue positiva y eso hizo que posteriormente se llevase el proyecto misionero a otras parroquias como Campos,  Colonia Sant Jordi, Ses Salines y finalmente Felanitx. Un itinerario precioso que sigue dando frutos. Así nos lo recordaba Mons. Jesús Murgui, obispo de Mallorca. Quiso participar una jornada de misión con nosotros. Fue un bonito y emotivo acontecimiento para todos, tanto fieles como misioneros. Desde aquí nuestro agradecimiento por su presencia y la confianza manifestada.
Pero quien dio el paso definitivo para iniciar la misión ha sido el párroco D. Bartolomeu y su equipo sacerdotal que escuchando los testimonios de los párrocos vecinos se embarcó confiadamente en el proyecto. De eso hace más de un año, tiempo dedicado a la premisión.

La misión
Todos han constatado la dificultad de la premisión (visita de hogares, anuncio, publicidad, formación…) pero el desarrollo de la misión ha demostrado que fue un trabajo bien realizado y necesario.
Se formaron 26 asambleas familiares, dos de ellas en Son Negre y Son Valls, pequeñas poblaciones cercanas. El ambiente y participación en las asambleas fue gratamente sorprendente para todos. Los esfuerzos y nervios sufridos habían merecido la pena.
Especial ambiente de oración y compartir se vivió en las celebraciones misioneras. La participación de todos ha sido decidida y alegre.
También se ha dedicado tiempo de misión en los encuentros de matrimonios y padres, con jovenes y niños. Mención especial merece las visitas a enfermos y ancianos. Han sido numerosas y agradecidas.
Los misioneros estamos contentos y satisfechos, pero no nos comformamos. Todo nos parece poco y sí que constatamos, con cierto sabor agridulce, la dificultad de hacer llegar la invitación misionera a los jóvenes y a las familias más jóvenes. Su participación ha sido escasa… Siguen siendo un desafío para la parroquia y la Iglesia en general.
El Señor obispo nos recordó que la Misión consigue afianzar la amistad, experimentar el espíritu misionero, transmitir la alegría de la fe, crear grupos de formación cristiana y crear Iglesia. Esta es la semilla y el proyecto de futuro que la misión ha generado.

Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro y San Alfonso
La Misión Parroquial en Felanitx tiene para los Redentoristas un componente sentimental.
Hagamos un poco de historia: El sacerdote D. Miguel Sudera Llull (1827-1896), natural de Felanitx, adquirió gran devoción a S. Alfonso Mª de Ligorio; la gente  decía que D. Miguel tenía “delirio” por San Alfonso.
El 5 de julio de 1866 Miguel Sudera, juntos con otros hombres, funda una pequeña comunidad  con el nombre del Santísimo Redentor. Redactó unas constituciones inspiradas en las de los PP. Redentoristas. Serán conocidos como “Los Ligorinos”.
Tras un fracasado intento de asociación con los Redentoristas, y otros avatares, se incorporaron a la Orden Teatina el año 1910.
Este ha sido el origen del actual colegio de San Alfonso y de la bonita iglesia de San Alfonso Mª de Ligorio de Felanitx. Es de destacar, también, un hermoso altar dedicado a la Virgen del Perpetuo Socorro en una de sus capillas. Más destacable aún es la devoción popular que muchas familias le profesan.  
Por esta razón la celebración misionera en honor a la Virgen tuvo lugar en la Iglesia de San Alfonso a los pies de la Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro. La mañana de oración mariana terminó a los pies de la Virgen de San Salvador en su santurario.

Los misioneros Redentoristas ya nos sentimos parte de la Parroquia de San Miguel y por eso les acompañamos en el camino misionero.

P. Manuel Cabello. CSsR