CONTACTO
915 913 654
689 026 820
C/ Manuel Silvela,14
28010 Madrid (España)

 

MISIÓN EN VALDEFUENTES (Cáceres)
Parroquia de la Asunción y San Agustín

(24 de octubre al 9 de noviembre de 2013)
_______________________________________________

El 24 de octubre se iniciaba la misión parroquial en la población extremeña de Valdefuentes. El tiempo nos recibía con intensas y benditas lluvias para los campos y la gente expectante por la misión: “¿qué será esto de las Asambleas familiares cristianas?, y encima en las casas”.  

El párroco, D. Juan Antonio, ya nos contó las dificultades de que hubiese personas que abriesen sus hogares para los vecinos. Cuando llegamos, había 3 o 4 familias decididas a tener en sus casas Asambleas… pero poco a poco e insistiendo se lograron 12 asambleas. Les decíamos los misioneros: “si sale mal la experiencia, devolvemos el dinero”.

No fue necesario devolver el dinero. La gente que participó disfrutó de esos cinco días de reuniones, en ellas reinó un ambiente de alegría, buena vecindad y de fe… y que además ayudó a superar algunas rencillas y malentendidos que siempre existen entre vecinos. Hubo algunas reconciliaciones.

Las eucaristías de las mañanas de la primera semana ayudaron a descubrir el sentido del sacramento con símbolos, explicaciones y cantos. Acudió un grupo nutrido de personas.

En la segunda semana de misión, la fuerza recaía especialmente en las celebraciones de la tarde, celebraciones que veíamos que iban en aumento en personas. Durante todos esos días, los valdefuenteños vivieron la misión con gozo y pasión, pues las celebraciones eran participativas y sentidas. En esos días no se hablaba de otra cosa en la localidad de la misión y de los símbolos que constantemente pedían los misioneros.

Se tuvo también varios encuentros con personas mayores, niños, adolescentes, jóvenes y matrimonios con una participación muy considerable.

Fueron días muy felices para la gente y también para los misioneros, donde una vez más la presencia del Señor a través de la misión se manifieste en frutos verdaderos; de momento sabemos que la mayoría de las asambleas van a continuar. Pedimos a Dios que siga bendiciendo a Valdefuentes con la lluvia de la gracia, de las reconciliaciones y del amor, que nunca defrauda. Mil gracias a los valdefuenteños.

P. Juan José Ferrero de Paz. CSsR